Tipos de Rinitis (NO alérgica)

Rinitis ocupacional NO alérgica: 

Consiste en una respuesta de hiperreactividad nasal inespecifica frente a un agente aerotrnsportado presente en el lugar de trabajo. La mayoría son compuestos de bajo peso molecular como isocianatos, aldehídos, ninhidrina y compuestos farmacéuticos. Se han identificado más de 250 entidades químicas diferentes, aunque pueden actuar como haptenos reactivos, es frecuente que utilicen mecanismos no inmunológicos. Algunos compuestos, como el cloro, pueden inducir rinitis irritante en 30-50% de los trabajadores expuestos. El diagnóstico de rinitis ocupacional no alérgica se establece al demostrar la existencia de hiperreactividad nasal inespecífica y la ausencia de alergia mediante la realización de pruebas alérgicas cutáneas, determinación de IgE específica y NAPT.

Rinitis inducida por medicamentos:

Existe una amplia gama de medicamentos que pueden producir síntomas nasales. Los más importantes incluyen: vasos constrictores tópicos nasales, antihipertensivos como inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, reserpina, hidralazina, guanetidina, y metil - dopa; antagonistas de los adrenoreceptores como parazosin y fentolamina; blanqueantes (incluido colirios); contraceptivos orales; ácido acetilsalicilico y otros AINES; inmunosupresores y agentes psicotrópicos como tioridazina, clordiazepoxido, clorpromazina, amitriptilina y alprazolam entre otros.

El término "rinitis medicamentosa" se aplica a la obstrucción nasal de rebote que experimentan los pacientes que utilizan vasoconstrictores intranasales de forma crónica.




Rinitis hormonal:

Aparece frecuentemente asociada al embarazo, inicio de la pubertad o durante el ciclo menstrual. El hipotiroidismo y la acromegalia también pueden producir obstrucción nasal.

Rinitis irritativa:

Factores físicos y químicos pueden inducir síntomas nasales que imiten a los de una rinitis en sujetos con mucosa nasal muy sensible o incluso en sujetos normales si se alcanzan concentraciones químicas lo suficientemente elevadas, debido a mecanismos neurogéncios. La nariz del esquiador (aire frio y seco) y la rinitis gustatoria (comida caliente y picante) son dos tipos de rinitis irritativa con hiperactividad del sistema parasimpático y de la vía capsaicina-fibras nerviosas sensoriales.

Rinitis inducida por alimentos:

Es poco frecuente que la alergia alimentaria se manifieste como rinitis aislada. Sin embargo es frecuente encontrar síntomas nasales en los casos de anafilaxia inducida por alimentos. Por otro lado, alimentos y bebidas alcohólicas pueden producir síntomas nasales por mecanismos no alérgicos. Especias como la guindilla producen rinorrea, probablemente por su contenido en capsaicina, sustancia estimuladora de las fibras nerviosas sensitivas que incude la liberación de taquicininas  y otros neuropéptidos.

El estrés y las emociones producen un efecto sobre la mucosa nasal probablemente por estímulo del sistema nervioso simpático.

Rinitis senil o rinitis del anciano:

Afecta a pacientes de edad avanzada y cursa con rinorrea clara persistente, sin obstrucción nasal ni otros síntomas de rinitis. Se cree que está producida por una hiperactividad del sistema nervioso parasimpático y suele responder bien al tratatamiento con bromuro de ipratropio intranasal.

Rinitis atrófica:

La rinitis atrófica primaria se caracteriza por atrofia progresiva de la mucosa y del hueso subyacente originando una cavidad nasal excesivamente amplia, con costras malolientes. Cursa con obstrucción nasal, hiposmia y constante mal olor. Se ha atribuido a la infección por Klepsiella ozenae.


By @AuxDeEnferm


Comentarios