El cuerpo humano: Síntomas generales

Malestar general

Se entiende como malestar general el decaimiento físico "mal cuerpo", el cansancio y escalofríos que acompañan a la mayoría de las enfermedades. También se produce en las incubaciones de enfermedades infecciosas como gripe, faringitis, bronquitis, sarampión, etc., o después de algún traumatismo, de tomar el sol en exceso y tras cualquier situación estresante. El mejor tratamiento es el reposo. Si el malestar general es continuo se debe consultar al médico.


Sudores nocturnos 

Los sudores nocturnos son frecuentes y normales en los niños y muchachos que han hecho mucho ejercicio durante el día. También suelen ser frecuentes en enfermedades infecciosas que cursan con fiebre y son característicos en la tubercolosis pulmonar, aunque en este caso van acompañados de otros síntomas como cansancio, anorexia (falta de apetito), tos, etc.



Reacciones alérgicas 

Los trastornos alérgicos se manifiestan por reacciones generalizadas o localizadas en cualquier parte del cuerpo. La reacción, que puede ser de distinta intensidad, es causada por diferentes agentes ofensivos, llamados antígenos, como polen, polvo, moho, medicamentos, venenos, alimentos, sustancias químicas, etc. Las reacciones alérgicas pueden ser inmediatas (a la exposición del antígeno) o retardadas.

Existen unas alergias atópicas, "naturales o espontáneas", que se producen en el 10% de la población, en las que resulta muy difícil determinar el agente que las produce. Entre estos trastornos figuran la fiebre del heno, o rinitis alérgica, la dermatitis atópica, el eccema alérgico, el asma alérgico y las reacciones anafilácticas.



El tratamiento ideal del enfermo alérgico es el que consiste en identificar y prevenir su exposición al agente ofensivo. En caso de que esto no sea posible, se recurre a los antihistamínicos, medicamentos que bloquean los efectos de la histamia (sustancia que se libera en las reacciones alérgicas) y que tienen efectos sedantes. Un caso grave de reacción alérgica es el "shock anafiláctico", que se suele producir tras la administración de algunos medicamentos o como consecuencia de mordeduras, picaduras o contacto con algunos animales o sustancias a las que la persona es sensible. Los síntomas incluyen urticaria generalizada o edema, respiración dificultosa, tos, fiebre, pérdida de la conciencia y convulsiones, coma e incluso parada cardiorrespiratoria. Siempre se debe avisar URGENTEMENTE a un médico ante los primeros síntomas de reacción alérgica.


 https://twitter.com/AuxDeEnferm

Seguirme en twitter: @AuxDeEnferm


Comentarios