¿Cuáles son las enfermedades más comunes de la piel? Parte II

Sabañones

Los sabañones son lesiones cutáneas producidas por el frío. Aparecen en las extremidades, dedos de las manos o de los pies y suelen ir asociados a un pequeño edema de la zona, con enrojecimiento.

Producen escozor, sobre todo por la noche. Si la exposición al frío continúa, puede aparecer lesiones ulcerativas y hemorrágicas.

  • El tratamiento consiste en elevar la parte afectada para facilitar el aumento gradual de la temperatura. 
  • No se debe frotar ni masajear la zona lesionada ni aplicarle frío o calor. 

 
Impétigo

Es una infección bacteriana contagiosa producida por el estafilococo o por el estreptococo. El único síntoma es el prurito y las lesiones están formadas por vesículas, pústulas y costras pegajosas. Suelen aparecer en la cara y en las áreas más expuestas.

Una fuente de infección bastante frecuente en los niños es la infección nasal.

En los recien nacidos el impétigo es altamente contagioso y puede ser grave.

  • Se trata con antibióticos en forma de pomadas. 



Foliculitis

La foliculitis es una infección bacteriana causada por un estafilococo y afecta al folículo piloso o raíz del pelo. Suele producirse por traumatismos en el momento de afeitarse y es frecuente en los hombres con sinusitis o catarros reiterados. El lugar de asentamiento más común es el labio superior.

  • Los síntomas son ardor, dolor y prurito y, si se complica, puede dar lugar a un absceso. 
  • Se debe ir al médico para que decida un tratamiento local o general de antibióticos. 



Absceso o forunculosis 

El forúnculo es una infección bacteriana profunda que afecta a todo el folículo piloso y tejido subcutáneo adyacente. Se presenta en las áreas pilosas expuestas a la irritación, al roce, a la presión o a la humedad.

La hinchazón inflamatoria del folículo piloso es extremadamente dolorosa. El abceso folicular crece poco a poco y se abre espontáneamente en unos ocho o diez días; mientras, no se debe manipular bajo ningún concepto.

  • Es imprescindible acudir a un médico para el establecimiento del tratamiento antibiótico adecuado o para la extirpación quirúrgica. 




Carbunco

El carbunco está constituido por varios furúnculos estafilocócicos vecinos que confluyen y forman una masa situada profundamente y con distintos puntos de drenaje.

Además de dolor produce fiebre y malestar intenso.

  • El tratamiento es el mismo que la forunculosis, aunque es más grave y peligroso que ésta. 

Úlceras por decúbito o escaras

Son un tipo especial de ulceración causada por una insuficiente circulación sanguínea, debido a la prolongada presión sobre relieves óseos o cartaginosos. Principalmente afectan a la piel que cubre las caderas y el sacro, aunque también se pueden producir en las orejas, talones y codos.

Son muy frecuentes en ancianos inmovilizados.

  • El mejor tratamiento es el preventivo: nutrición adecuada y una buena higiene de la piel y de la ropa de cama. Los enfermos que no se puedan mover deben ser movilizados frecuentemente (cada hora) para evitar la aparición de las úlceras. Éstas son rojas y dolorosas. Las lesiones iniciales se deben tratar con polvos que contengan antibióticos tópicos y con vendajes adhesivos y absorbentes. Las lesiones ya establecidas requieren consulta y atención quirúrgica.


 


Tiña 

La tiña es un grupo de enfermedades de la piel producidas por hongos. Las lesiones se localizan en distintas zonas del cuerpo; pueden afectar a la cara y a los brazos, a las palmas y plantas del pie (esta última se denomina "piel de atleta" y es una dermatitis muy frecuente), a las uñas, a las ingles, y más raramente al cuero cabelludo.

Las lesiones están formadas por vesículas agrupadas y distribuidas asimétricamente por las superficies expuestas. El prurito es intenso.

  • Se debe consultar al médico. El tratamiento se hace mediante agentes antimicóticos. 
 





By @AuxDeEnferm

Siguenós en: https://twitter.com/AuxDeEnferm








Comentarios