Enfermedades más comunes de los Ojos (Parte I)

Conjuntivitis

La conjuntivitis es la enfermedad ocular más frecuente. Se produce generalmente por infecciones bacterianas o virales, aunque también se puede deber a irritaciones químicas, alergias o infecciones por parásitos u hongos. Es muy fácil de contagiar por contacto directo: a través de los dedos, toallas o pañuelos.

La conjuntivitis bacteriana provoca una secreción purulenta y llega a durar hasta quince días si no se trata. Se debe consultar al médico para que establezca el antibiótico local adecuado.

La conjuntivitis viral va asociada muchas veces a malestar general, fiebre, faringitis y ganglios preauriculares inflamados. Provoca abundante secreción acuosa, y afecta más comúnmente a los niños que a los adultos. Se contagia a menudo en piscinas y toallas contaminadas. Puede durar hasta quince días y no existe tratamiento específico.
  • Se debe consultar al médico. 



Orzuelo

El orzuelo es un absceso de origen estafilocócico que se caracteriza por enrojecimiento localizado, inflamación, dolor y escozor en el párpado superior o inferior. Es un trastorno ocular muy frecuente que suele desaparecer espontáneamente. Son útiles las compresas calientes. En la fase aguda es conveniente usar antibióticos instilados localmente para prevenir la conjuntivitis.
  • No se debe presionar ni frotar el ojo afectado. 

 

Uveítis  

Es la inflamación de la vía uveal: iris cuerpo ciliar y coroides.

Existe enrojecimiento, dolor que varía su intensidad dependiendo del tipo de uveítis, fotofobia y visión borrosa. La papila suele ser irregular o de un tamaño más pequeño que lo normal.
  • Se debe consultar inmediatamente al especialista. 

 


Blefaritis

La blefaritis es una inflamación crónica de los bordes palpebrales. Es muy frecuente.

Los párpados están irritados, existe sensación de quemadura y escozor.

La blefaritis puede ser estafilocócica (provoca escamas secas, caída de las pestañas y úlceras, o seborreica). Esta última es mas leve, sin ulceraciones y con menor enrojecimiento palpebral.
  • Es esencial una buena limpieza del cuero cabelludo, cejas y bordes de los párpados. Las escamas se deben retirar diariamente con un algodón humedecido. 
  • La blefaritis estafilocócica se trata con antibióticos locales. 



 Dacriocistitis

Es la afección del saco lacrimal. Suele ser unilateral y se produce más frecuentemente en recién nacidos o en personas mayores de cuarenta y cinco años. La causa de la obstrucción es desconocida aunque a veces existe antecedente de algún tratamiento nasal.

La obstrucción e infección del saco lacrimal provoca dolor, tumefacción y enrojecimiento de la zona afectada. Si se presiona un poco, sale líquido purulento. Suele haber lagrimeo.

Responde bien al tratamiento con antibióticos, aunque son comunes las recaídas. En estos casos se debe eliminar la obstrucción quirúrgicamente.
  • Consultar al especialista. 

Cuerpos extraños

Los cuerpos extraños tanto en la conjuntiva como en la córnea provocan dolor, enrojecimiento y molestias al parpadear.

Deben ser extraídos por el médico u oftalmólogo. Tienen peligro de provocar infecciones oculares que si no se tratan pueden conducir a ulceraciones.

Una vez extraído el cuerpo extraño, y para evitar infecciones secundarias, se aplican localmente antibióticos.




By @garchito85

Me podeis seguir en: https://twitter.com/AuxDeEnferm







Comentarios