Enfermedades más comunes de los Ojos (Parte II)

Quemaduras

Las quemaduras en la córnea provocan dolor intenso y fotofobia. Se debe acudir inmediatamente al médico. Se tratan con antibióticos locales y vendajes comprensivos para evitar los movimientos de los párpados.

  • Es aconsejable reposo.  
 



Glaucoma

El glaucoma es una afección caracterizada por el aumento de la presión intraocular.

Se acompaña de dolor intenso, visión borrosa y enrojecimiento. La córnea está opaca y la pupila, algo dilatada, no responde a la luz. Se debe acudir inmediatamente al médico, ya que constituye una urgencia que, de no ser tratada, provoca la ceguera.

  •  El tratamiento puede ser quirúrgico (iridectomía periférica) o médico, aplicando medicación generalmente de forma local. 
 


Desprendimiento de retina

El desprendimiento de retina se puede producir secundariamente a un traumatismo o de forma espontánea, esto último, por lo común, en personas mayores de cincuenta años.

No existe dolor ni enrojecimiento, únicamente visión borrosa progresiva. Afecta sólo a uno de los ojos (aunque en estadios terminales puede afectar a los dos).

El área del desprendimiento va aumentando poco a poco provocando la pérdida visula progresiva.

  • El enfermo debe acudir inmediatamente al oftalmólogo. El tratamiento es quirúrgico. 
 



Cataratas

La catarata es una opacidad en el cristalino. Suele afectar a ambos ojos.

Pueden ser congénitas, postraumáticas o provocadas por alguna enfermedad general.

La catarata senil es la más común, y la mayoría de las personas mayores de sesenta años tienen en mayor o menor grado opacidad en el cristalino.

El único síntoma es una progresiva visión borrosa que va empeorando lentamente en meses o años.
El grado de pérdida visual está en relación con la densidad de la catarata.

  • El tratamiento es quirúrgico: extracción del cristalino y correción de la refracción mediante gafas con lentes para cataratas o lentes de contacto. Esto mejora la agudeza visual en el 95% de los pacientes. 
 




Astigmatismo

El astigmatismo es un trastorno visual caracterizado por un defecto de la curvatura de la córnea o del cristalino. Provoca una disminución de la agudeza visual, tanto para la visión próxima como para la lejana.

  • Se corrige con lentes cilíndricas orientadas convenientemente. 
 




Miopía

La miopía se debe generalmente al aumento del diámetro anteroposterior del ojo, lo que provoca una anomalía en la refracción.

Es esencial el factor hereditario.

Se manifiesta por una visión imperfecta de los objetivos distantes y se corrige con la utilización de gafas convenientemente graduadas.
  • Los ejercicios oculares en espacios abiertos (observando objetos que estén a distintas distancias) son muy aconsejables. 
 



 Hipermetropía 

Es el trastorno contrario a la miopía y se debe generalmente a la disminución del diámetro anteroposterior del ojo, ocasionando por tanto una alteración en la refracción. Los recién nacidos son hipermétropes y con el tiempo van normalizando su visión.

Para ver con precisión los objetos próximos y distantes, los hipermétropes necesitan mayor esfuerzo de acomodación, lo que puede provocar dolores de cabeza, lagrimeo, visión algo borrosa y dolor ocular.
  • El tratamiento consiste en el uso de lentes convexas esféricas adecuadas. 
 




By @garchito85

Me podeis seguir en: https://twitter.com/AuxDeEnferm






Comentarios